Si bien los números pueden variar (se proyecta que el mercado hispano tendrá un poder de compra de $ 1.7 trillones para 2020), el consenso es que el mercado hispano es masivo y, por lo tanto, la influencia de los compradores de automóviles hispanos son una gran oportunidad para cualquier negocio. En este caso, echemos un vistazo a los concesionarios o dealers de automóviles.

Los concesionarios de automóviles en los EE. UU. se centran en vender tantos automóviles como sea posible. Si bien existen importantes inversiones publicitarias que se enfocan en los mercados hispanos de algunos fabricantes de automóviles, el enfoque local de los concesionarios significa que, independientemente del enfoque nacional, pueden crear sus sitios locales, ofertas y publicidad para captar la atención de su mercado.

Cada mercado es diferente, incluso cuando se mira al mercado hispano. El mercado local en Miami es bastante diferente de los mercados en San Francisco, Nueva York o cualquier otro. Existen numerosos factores, que incluyen el idioma (español versus inglés), los antecedentes culturales y las diferencias en el país de origen o las personas o la familia (nacidos en los EE. UU., la tercera generación es diferente de la familia de la primera generación que llega recientemente de Guatemala). En algunos mercados, los grandes vendedores pueden ser los vehículos menos costosos, mientras que en muchos casos el mercado hispano está comprando autos de lujo de gama alta. (Ejemplo de Lexus a continuación) Estos son los detalles que entienden los concesionarios locales / regionales.

Más que nunca hay opciones rentables para los distribuidores. Desde la gestión de sus propios sitios y la presencia en las redes sociales, hasta trabajar con publicaciones locales, y trabajar con especialistas digitales multiculturales para llegar a los compradores de automóviles hispanos. Para continuar aprendiendo más sobre cómo llegar a estas audiencias, aquí hay algunos recursos adicionales: